Magallanes Renovables logo_negative. ©Magallanes Renovables

©2024 Magallanes Renovables, S.L

Sala de NOticias

Magallanes Renovables alrededor del mundo

Se inaugura la primera estación de energía mareomotriz de Gales

tidal energy

El Primer Ministro de Gales inauguró la subestación conectada a la energía mareomotriz de Morlais. Este acontecimiento supone un hito importante no sólo para el proyecto, sino también para el sector.

Morlais es el mayor proyecto de energía mareomotriz aprobado en el Reino Unido. Gestionado por la empresa social Menter Môn, con sede en Anglesey, el emplazamiento ha estado en desarrollo desde entonces. Se espera que los primeros dispositivos de energía mareomotriz estén en el mar en 2026.

Morlais es un proyecto pionero y un elemento clave de nuestra transición a una economía con bajas emisiones de carbono. Es un ejemplo del tipo de desarrollo que ayudará a Gales a alcanzar nuestro cero neto. También subraya la importancia de invertir en infraestructuras de energía limpia para nuestras generaciones futuras.

El emplazamiento de Morlais tiene potencial para generar hasta 240 MW de electricidad con bajas emisiones de carbono. Morlais facilitará a los promotores la autorización y la infraestructura necesarias para suministrar electricidad a la red. Cinco promotores, entre ellos Minesto, HydroWing, QED Naval, Verdant Power y Magallanes Renovables, ya han acordado conectarse al sistema.

El futuro es azul

Gerallt Llewelyn Jones, director de Morlais, expresó su entusiasmo por el progreso del proyecto: «Es un gran día para nosotros. Nos hemos enfrentado a muchos retos en el camino, pero gracias a la determinación del equipo y al apoyo de socios y financiadores, ahora podemos esperar con ilusión la siguiente fase de desarrollo del proyecto».

En consonancia con el compromiso de Menter Môn de beneficiar a la economía del norte de Gales, Jones Bros Civil Engineering, con sede en Ruthin, se encargó de la construcción de la subestación. Además, junto con otras empresas locales, se encargó de los trabajos de cableado para conectar el proyecto a la red nacional.

El Fondo Europeo de Desarrollo Regional financió el proyecto a través del Gobierno galés, con el apoyo del Consejo del Condado de la Isla de Anglesey, la Autoridad de Desmantelamiento Nuclear y el North Wales Growth Deal».